Seguidores

24.2.12

Life is a rubik's cube

Hoy estaba viendo una película, cuando de repente aparece el tan famoso ‘cubo mágico’ (por si no saben cual es, es ese que tiene seis caras y haciendo diferentes movimientos todas tienen que quedar de un solo color).
Para poder armar este pequeño artefacto, solo hacen falta movimientos, maniobras, o estrategias. Puede que hayas armado un lado, pero los otros cinco estén desordenados, puede que hayas armado dos lados, pero aún así, los otros cuatro sigan mal. Cuesta llegar a la meta, pero no es imposible.
¿A qué voy con esto? Solemos pensar que después de intentarlo una vez, si salió mal, ya no se va a poder concluir, es algo erróneo, porque tal vez la vida nos quiere demostrar que no nos tenemos que rendir en el primer intento. Si cada una de nuestras acciones por hacer fuese un cubo, tendríamos que solucionarlo esforzándonos y poniendo destreza para poder armarlo correctamente, entonces.. ¿Por qué no pensar así? Puede que hagamos 9 movimientos bien, y con eso lleguemos a formar un sexto del objetivo, pero todavía faltan 45 movimientos correctos y 5 lados sin armar. Puede que hagamos 18 movimientos bien, pero luego 16 mal, lo que nos puede provocar estar parados en lo mismo que al principio, pero igual hay que seguir, porque nada de lo que deseamos es imposible (en este momento podría encajar perfectamente la frase tan hermosa que dice ‘D`s no te hubiera dado la capacidad de soñar sin darte también la posibilidad de convertir tus sueños en realidad’).
Cuando tengan una meta, fácil o difícil, acuérdense de este juego, que para llegar al objetivo hay que esforzarse mucho, pero es posible ganarlo.

1 comentario:

Helen dijo...

Tienes razón, siempre debemos seguir actuando hasta llegar a la ansiada meta, nadie dijo que la vida sería fácil.
Saludos :)