Seguidores

25.3.12

No se por qué, pero ayer cada cosa, persona o lugar que veía, me hacía acordar a cuando era más pequeña, algunas no muchos años atrás, y otras bastantes.
Esto me hizo darme cuenta de lo rápido que pasa el tiempo, que no puede ser que ya tenga quince años. Me alegro por haber disfrutado cada uno de esos momentos. Miré mi cama, entre otras tantas cosas, y se me vino a la mente cuando yo tenía cuatro años y en mi pieza había solo una cama ya que mi compañera de vida, mi hermana, todavía no había nacido. También fui a la casa de una de mis mejores amigas y me acordé de esas veces en las que sacábamos los disfraces, nos los poníamos, cantábamos y bailábamos, y eso nos hacía felices. Miré a mis papás y me di cuenta que ellos siempre van a estar para mi
Entonces ahora me replanteo el futuro, y me doy cuenta que tal vez pase tan rápido y perfecto como el pasado, pero yo estoy en el presente y me propongo vivirlo al máximo para después poder contarlo con este mismo entusiasmo.

3 comentarios:

Nel dijo...

solo tienes q disfrutar el momento,el dia a dia...gracias x pasarte,besitos!

Helen dijo...

Te entiendo mucho, también he experimentado aquello, y es sumamente hermoso, uno derramada unas cuántas lágrimas de alegría al recordar momentos felices y al estar segura de quienes fueron parte de nuestro pasado, que también son parte del presente y de seguro del futuro.

Saludos!

SweetElizabeth! dijo...

Nada como recordar viejos tiempos(: