Seguidores

24.9.11


Hay veces que es mejor taparse los oídos y no escuchar. Pensar en cualquier cosa, cantar para adentro y hacer de cuenta que lo que escuchás no está pasando.
Eso yo no lo veo como una forma de no afrontar la realidad, lo veo como una forma calmante. Tal vez nos hace mal escuchar eso, aunque no esté siendo dirigido a nosotros, pero lo escuchamos de lejos en una conversación ajena. Por si no fui clara, me refiero a las peleas. Muchas veces, estas nos pueden traer ataques de nervios, porque sabemos que estamos escuchando y siendo testigos de ellas, pero no podemos meternos ni nada porque puede ser para armar otra discusión. Queremos decir ‘Hola!!!! Estoy acá yo también, creo que te estás confundiendo.’, pero no, no es apropiado para la situación, porque no son cosas de tu incumbencia y meterte puede significar defender a alguien y al otro no. El tema es que al no decirlo, después te quedas con la bronca de no haberlo hecho, mientras tenías las contestaciones perfectamente armadas en tu cabeza y que tal vez eso podía parar con ella. También, trae mal humor, malas contestaciones de las personas las cuales peleaban hacia las demás.
Hay veces que es mejor dejarlas pasar, pensar mejor antes de decir algunas cosas, porque tal vez es el momento de calentura y uno no es conciente de lo que dice.

3 comentarios:

Carolina dijo...

Hay veces que lo mejor es desconectar...
Buena entrada:)
muackkk! Te espero por mi blog.

Ligia ; dijo...

Gracias por comentar mi blog :)
me encanto la entrada, y el diseño del blog. Te sigo ♥ un beso.

Nel dijo...

mui cierto!
besitos